Ácido Poli-L-Láctico

“Embellece tu rostro sin necesidad de cirugía”

Resultado:

Restaura el contorno del rostro, Compensa los síntomas del envejecimiento (flacidez, pérdida de grasa, líneas y surcos) Proporciona rejuvenecimiento progresivo y gradual



El ácido Poli-L-Láctico (PLA) recupera la estructura de los soportes de los tejidos de la cara, mediante un eficaz proceso de  formación de colágeno en la dermis profunda. Es una técnica mínimamente invasiva que no requiere periodo de recuperación alguno.
Inyectado siempre por médicos cualificados.

Excelentes resultados duraderos.

Siguiente