Las ondas de choque en realidad son ondas acústicas (ultrasonidos) y se viene utilizando en el sector médico desde hace años con unos resultados muy eficientes.

Aplicando baja, media o alta frecuencia y desarrollando distintas tecnologías se viene aplicando en urología para romper piedras de riñón, en odontología para la limpieza bucal (elimina el sarro), en traumatología y fisioterapia como analgésico y reparador de determinadas lesiones de músculos y tendones, en medicina estética en su modalidad de ultrasonidos focalizados para hacer lifting no invasivo. Además las ondas radiales son también un tratamiento magnífico para tratar la flaccidez del rostro por su capacidad de generar colágeno y elastina.

¿Cómo se aplica y qué zonas trata?

Se aplica poniendo gel y a continuación se pasa el manipulo por la piel.

El tratamiento es totalmente indoloro. Se necesita un mínimo de 5-10 sesiones para un ciclo de tratamiento.

Las zonas que se pueden tratar son:

▪Glúteos.
▪Brazos.
▪Muslos.
▪Abdomen.
▪Caderas.
▪Rodillas.

¿Para qué se recomienda este tratamiento?

🔹Reduce el aspecto de piel naranja.
🔹Tonifica
🔹Reafirma.
🔹Redefine la silueta.
🔹Mejora la celulitis visible.
🔹Mejora la microcirculacion sanguínea y linfática.
🔹Mejora los edemas.

Hay efectos visibles desde la primera sesión y se realizan los tratamientos en ciclos de 5-6 sesiones, una o dos veces por semana.

Pídenos tu consulta gratuita. 

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *