13Ene

El frío ha llegado y nuestra piel se resiente:

Sentiremos la piel reseca, tirante, con picor. Y la causa no es que tomemos menos agua. Ya hemos dicho que el agua la ingerimos también en caldos e infusiones. Realmente lo que ocurre es que a causa del frío, se produce una vasoconstricción y por tanto llega a la piel una menor circulación de nutrientes, oxígeno y agua. Por otro lado la ropa de abrigo y la calefacción contribuirán al resecamiento de la misma, no sólo facial sino también corporal y de zonas expuestas como las manos.

CONSEJOS IMPORTANTES QUE DEBEMOS SEGUIR:

▪️Asegurar la ingesta de agua con caldos, infusiones y frutas y limitar la ingesta de alcohol.

▪️Insistimos en que hay que lavarse la cara con agua templada, y según el tipo de piel, aplicar después la crema hidratante incluso con doble hidratación.

▪️Duchas y baños corporales cortos, con agua templada y posterior hidratación. El aceite de bebés ayuda a evitar la evaporación de la piel.

▪️Hay que cuidar que los jabones sean neutros: ideal el jabón de glicerina.

▪️La piel de las manos también sufre especialmente. No olvidar hidratarlas, incluso con vaselina.

▪️En casa y con la calefacción hay que utilizar un humidificador.

▪️Las prendas de abrigo no deben ser ajustadas. No hay que abrigarse en exceso, pero sí, zonas como cabeza, cuello, manos y pies.

▪️El ácido hialurónico ayuda a conservar la humedad. Por ello es muy recomendable un tratamiento de mesoterapia facial con un producto que en su combinación, aporte un alto porcentaje de este elemento.

Si te ha gustado nuestro consejo y usas Instagram, puedes encontrar más recomendaciones y sugerencias de tratamientos en @clinicadermonova síguenos.

 

Leave reply:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *