08Jul
By: dermonova_admin Encendido: 8 julio, 2017 In: Clínica Dermonova, Dieta y Nutrición Comments: 0

Las sardinas aportan a nuestro organismo unos valores nutricionales muy ricos que no debería faltar en ninguna dieta equilibrada, y es por ello que hoy viernes le dedicamos un espacio a nuestro famoso espeto malagueño.

En Málaga, el espeto de sardinas es un plato que nos define. Clavadas en una caña y asadas con fuego de leña, sobre un “camellón de arena”, en pequeñas barcas que asemejan a las jábegas, son una auténtica joya gastronómica.

Sabemos que las mejores se comen en los meses del año que no tienen “r”, o sea de mayo a agosto y las extraordinarias de Virgen a Virgen , es decir entre la Virgen del Carmen (16 de julio) y la Virgen de la Victoria (8 de septiembre), que es la época en la que la sardina acumula más grasas y están más sabrosas. Este fin de semana vamos a disfrutar esta buena ración de Omega-3 con una cerveza muy fresquita. Un alimento saludable que aportará a nuestro organismo, por ejemplo en cada 100 gramos, los siguientes valores nutricionales:

– 17,2 gr. de proteínas.
– 135 calorías
– 9,4 gr. de grasas (de las cuales saturadas 2,5 gr.; monoinsaturadas 2,9 gr.; poliinsaturadas 2,10 gr.).
– Hierro, magnesio, potasio, fósforo, cinc y yodo.
– Vitaminas del grupo B (B1, B2, B3, B9 y B12), vitamina A, vitamina D y vitamina E.

CUANDO TENGAS LA OPORTUNIDAD DE DISFRUTAR DE UN ESPETO, RECUERDA:

– Es un pescado azul, rico en ácidos grasos insaturados omega 3.

– Es beneficiosa para reducir los niveles de colesterol, los triglicéridos altos y el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

– Ayuda a disminuir el riesgo de padecer trombosis y arteriosclerosis.

Trackback URL: https://www.dermonova.com/2017/07/08/sardinas-una-buena-racion-de-omega-3/trackback/

Leave reply:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *