Elimina tus ojeras y descubre una nueva mirada

20 enero 2012

Las ojeras son uno de los problemas estéticos que más afectan a la armonía del rostro. No debemos confundirlas con las bolsas, esa hinchazón que se produce debajo de los ojos, cuyo origen y tratamiento es distinto.

Las ojeras son cambios de coloración en la piel que también aparecen debajo de los ojos y que dan un aspecto de mirada cansada y triste. Son el resultado de un exceso de pigmentación o de una congestión vascular de la zona. Los factores involucrados en su aparición son muy diversos: estados de alteración hormonal (regla, embarazo), la edad, algunas enfermedades (conjuntivitis, alergia, etc.), factores genéticos, etc. No es fácil eliminar las ojeras pero podemos atenuarlas siguiendo una serie de tratamientos.

En primer lugar, debemos determinar el motivo que las origina, según sea su causa el tratamiento puede variar.

Las ojeras producidas por cansancio pueden atenuarse durmiendo bien y colocándose bolsitas de te frío o manzanilla en los ojos. Resultan también útiles las cremas a base de camomila y Gingko Biloba.

Las ojeras causadas por un exceso de pigmentación pueden prevenirse usando protección solar o gafas de sol. Algunas cremas con agentes blanqueadores, como la hidroquinona y el dipalmitato kójico, pueden atenuarlas si estas ya han aparecido.

Javier Gaite Thode

Javier Gaite Thode, es dietista especializado en terapia antienvejecimiento. Su principal objetivo es promover unos hábitos de vida saludables como medio para alcanzar la salud y lograr la longevidad, y también promover una adecuada comprensión de la ciencia. Creador del blog: www.nutricion-antiedad.com

Las ojeras causadas por el paso del tiempo son más difíciles de tratar, ya que se producen como consecuencia de un adelgazamiento de la piel que deja más visible la vasculatura de la zona. Las cremas con una alta concentración de retinol pueden ayudar, pero deben ser prescritas por el dermatólogo ya que son muy irritantes. Otra alternativa no irritante son las cremas a base de vitamina C.

También es importante llevar una alimentación saludable, no pasarse con la sal, ingerir abundante agua, no fumar ni beber alcohol y dormir bien.

Es importante saber, que sea cual sea su origen, debemos ser constantes, ya que sus efectos pueden tardar semanas, incluso meses, en apreciarse. Hasta entonces, podremos disimular su presencia con correctores que vayan a tono con el color de nuestra piel.