Dormir, un tratamiento estético imprescindible para tu piel

5 enero 2012

Uno de los trastornos del sueño más frecuentes es el insomnio. Dormir mal no sólo disminuye nuestro rendimiento durante el día, también incide de manera notable en la salud de nuestra piel.

Javier Gaite Thode

Javier Gaite Thode, es dietista especializado en terapia antienvejecimiento. Su principal objetivo es promover unos hábitos de vida saludables como medio para alcanzar la salud y lograr la longevidad, y también promover una adecuada comprensión de la ciencia. Creador del blog: www.nutricion-antiedad.com

Cuando dormimos poco, la llamada hormona del estrés, el cortisol, tiende a aumentar. Si los niveles de cortisol aumentan, suben también los niveles de insulina. Tener altos niveles de insulina circulando por la sangre favorece la producción de compuestos inflamatorios que aceleran el envejecimiento de la piel y empeoran algunas alteraciones inflamatorias como la dermatitis atópica, los eczemas, la psoriasis, etc.

Además, es por la noche cuando los procesos de reparación de la piel se hacen más intensos, por eso, si no aportamos el sueño adecuado, la renovación de la piel se verá comprometida.

Y es que dormir es un cuidado más que debemos aportar a nuestra piel para mantenerla en buen estado. Ocho horas de sueño al día serán suficientes para completar este tratamiento estético gratuito y que tantos beneficios nos aporta a la piel.